Algo más que sombras: la Otra Generación del 27

            Hoy queremos celebrar el día del libro con una entrada muy especial. Como sabéis, desde nuestro proyecto de visibilización de la mujer en la literatura, hemos elaborado unos cuadernillos con carácter de libro libre que hemos distribuido por universidades, bibliotecas etc. con el objetivo de acercar a los lectores la obra de muchas autoras que fueron apartadas del canon y olvidadas. Nuestro primer cuadernillo lo hemos dedicado a las poetas de la Generación del 27 y esperamos que pronto podáis tener con vosotros el segundo, un número que será muy especial. Con el fin de que estos cuadernillos puedan llegar al mayor número posible de lectores, hemos decidido facilitaros desde aquí la descarga del pdf. Esperamos que disfrutéis de él y que os animéis a seguir descubriendo la obra de estas mujeres. ¡Feliz día del libro!

Algo más que sombras: la Otra Generación del 27

Anuncios

Nueva iniciativa: creación de una enciclopedia on-line de personajes femeninos en la literatura española

          Desde Algo más que sombras queremos compartir una nueva iniciativa dentro de nuestro proyecto de visibilización de la mujer en la literatura. Como sabéis, hasta el momento nos hemos centrado en la mujer como creadora, pero ahora nos gustaría continuar ampliando nuestro proyecto y visibilizar también a los personajes femeninos de nuestros clásicos a través de la creación de una enciclopedia on-line. Se trata de una iniciativa que persigue el objetivo de agrupar a todos los personajes de ficción femeninos de algunas de las obras más importantes de la literatura española con el fin de reivindicar su importancia y profundizar en su estudio, colocándolos en el centro y proponiendo nuevas interpretaciones que los alejen de un análisis simplista. Desde Algo más que sombras buscamos dar voz a las mujeres que forman parte de nuestros clásicos, y para ello queremos pediros vuestra ayuda.

         Hemos elaborado una relación de algunas de las obras más importante de nuestra literatura con el fin de que podamos distribuírnoslas, se trata de una lista muy reducida que esperamos poder ampliar en el futuro. De esta forma, cada persona elegiría una obra y realizaría una breve descripción de cada uno de los personajes femeninos que aparecen en ella. No se trata de hacer un estudio exhaustivo, bastarán apenas unas líneas en el caso de los personajes secundarios y un análisis un poco más detallado de las protagonistas, siempre con el objetivo de reivindicar su importancia dentro de las obras. Posteriormente, agruparíamos todo el trabajo de manera que pudiera consultarse de forma totalmente libre. Desde aquí queremos agradeceremos de antemano vuestra ayuda y animaros a que participéis en nuestro proyecto para visibilizar a todos los personajes femeninos que llevan siglos formando parte de nuestras letras.

A continuación, os detallamos las fases del proyecto y adjuntamos la relación de las obras:

  • Elección de alguna de las obras propuestas. Debéis enviar un correo a la dirección algomasquesombras@gmail.com indicando vuestro nombre y apellidos y la novela u obra de teatro sobre la que queréis trabajar. Periódicamente iremos actualizando nuestra lista y destacando las obras que ya hayan sido asignadas para evitar coincidencias.
  • Tanto la fecha de recepción de textos como la de inscripción permanecerán abiertas hasta el 15 de agosto de 2017. De esta forma, facilitaremos que podáis incorporaros en cualquier momento al proyecto y que simultáneamente vayáis enviando vuestro trabajo para poder ir organizando la elaboración de la enciclopedia de forma progresiva.
  • A partir del 15 de agosto de 2017 cerraremos el proceso de redacción y agruparemos y organizaremos todos los textos que hayamos recibido con el fin de dar forma a la enciclopedia on-line que habremos creado de forma conjunta.

     Además, podéis poneros en contacto con nosotras en cualquier momento para aclarar cualquier duda que os surja acerca del proyecto o para hacernos alguna sugerencia.

Relación de obras para la enciclopedia de personajes femeninos en la literatura española:

  • Cantar de Mío Cid Anónimo
  • Libro de buen amor Arcipreste de Hita
  • Cárcel de amor Diego de San Pedro
  • La Celestina Fernando de Rojas
  • Don Quijote de la Mancha Miguel de Cervantes
  • Novelas ejemplares (La gitanilla, Rinconete y Cortadillo, La española inglesa, la ilustre fregona, Las dos doncellas, El coloquio de los perros, El amante liberal, El licenciado Vidriera, La fuerza de la sangre, El celoso extremeño, La señora Cornelia, El casamiento engañoso) Miguel de Cervantes (Se pueden trabajar por separado)
  • Fuenteovejuna Lope de Vega
  • La dama boba Lope de Vega
  • El caballero de Olmedo Lope de Vega
  • La dama duende Calderón de la Barca
  • El alcalde de Zalamea Calderón de la Barca
  • La vida es sueño Calderón de la Barca
  • El burlador de Sevilla y convidado de piedra Tirso de Molina
  • El sí de las niñas Leandro Fernández de Moratín
  • Don Álvaro o la fuerza del sino Duque de Rivas
  • Don Juan Tenorio José Zorrilla
  • Pepita Jiménez Juan Valera
  • La Regenta Leopoldo Alas
  • La tribuna Emilia Pardo Bazán
  • Los pazos de Ulloa Emilia Pardo Bazán
  • La madre naturaleza Emilia Pardo Bazán
  • Fortunata y Jacinta Benito Pérez Galdós
  • Tristana Benito Pérez Galdós
  • La desheredada Benito Pérez Galdós
  • La aldea perdida Armando Palacio Valdés
  • La barraca Vicente Blasco Ibáñez
  • El árbol de la ciencia Pío Baroja
  • Niebla Miguel de Unamuno
  • Luces de bohemia Valle-Inclán
  • Sonatas (Sonata de primavera, Sonata de estío, Sonata de otoño, Sonata de invierno) Valle-Inclán (Se pueden trabajar por separado)
  • Mariana Pineda Federico García-Lorca
  • Así que pasen cinco años Federico García-Lorca
  • El público Federico García-Lorca
  • Bodas de sangre Federico García-Lorca
  • Yerma Federico García-Lorca
  • Doña Rosita la soltera Federico García-Lorca
  • La casa de Bernarda Alba Federico García-Lorca
  • La dama del alba Alejandro Casona
  • Nuestra Natacha Alejandro Casona
  • Nada Carmen Laforet
  • La familia de Pascual Duarte Camilo José Cela
  • El camino Miguel Delibes
  • Réquiem por un campesino español Ramón J. Sender
  • Historia de una escalera Buero Vallejo
  • Entre visillos Carmen Martín Gaite
  • El Jarama Rafael Sánchez Ferlosio
  • Tiempo de silencio Luis Martín-Santos
  • Cinco horas con Mario Miguel Delibes
  • Los santos inocentes Miguel Delibes
  • La verdad sobre el caso Savolta Eduardo Mendoza

 

 

 

 

Charlotte Brontë y Jane Eyre: una lección de feminismo

            Cuando Charlotte Brontë envió algunos de sus primeros versos al poeta Robert Southey recibió como respuesta que «La literatura no puede ser el propósito de la vida de una mujer y no debería serlo». Años más tarde, en la introducción que elaboró para la publicación conjunta de dos novelas de sus hermanas, Cumbres borrascosas y Agnes Grey, la autora afirmó que tanto ella como Emily y Anne Brontë, se vieron obligadas a emplear un pseudónimo en el volumen en el que habían decidido publicar una recopilación de algunos de sus poemas porque «teníamos la vaga impresión de que las autoras tienden a ser consideradas con cierto prejuicio; nos dimos cuenta de que, a veces, los críticos, para castigarlas, utilizan el arma de su personalidad femenina». Jane Eyre apareció publicada en 1847, también bajo el pseudónimo de Currer Bell, y apenas unos meses antes que las novelas más reconocidas de sus hermanas, Cumbres borrascosas y Agnes Grey; Sin embargo, a pesar del éxito de todas ellas, aún en la actualidad se continúa vinculando la obra de estas célebres autoras con argumentos románticos que se encuentran lejos de suscitar interés en el lector contemporáneo. Sin embargo, también han sido muchos quienes han encontrado en Jane Eyre una verdadera reivindicación feminista, un texto en el que el lector descubre la voz de una mujer fuerte que lucha por su independencia, alejada de las convenciones propias de su época.

            Atendiendo a la novela en sí misma, Jane Eyre supuso una revolución desde el punto de vista literario, pues se trata de una obra escrita en primera persona que coloca a la mujer en el centro de la narración, dando cuenta de sus preocupaciones, deseos y sentimientos más íntimos; una novela de aprendizaje en la que el lector encuentra a una mujer alejada de la pasividad que había caracterizado a los personajes femeninos hasta el momento, generalmente ligados a estereotipos de los que la autora deseaba desvincularse hasta el punto de afirmar «Voy a crear una heroína fea, que no gustará a nadie salvo a mí». De esta forma, Charlotte Brontë logró crear una heroína absolutamente revolucionaria; la figura de una institutriz huérfana que lucha por su libertad y defiende con firmeza sus convicciones no sólo rompió con la representación habitual de los personajes femeninos en la novela, sino que además logró subvertir los roles tradicionales, pues únicamente es Jane quien decide regresar al lado del protagonista masculino cuando ya ha logrado convertirse en una mujer totalmente libre e independiente, alejándose así de la sumisión que había dominado en la caracterización de los personajes femeninos en la literatura.

            «Se supone que en general las mujeres son muy calmadas; pero las mujeres sienten igual que los hombres […]; Es una falta de consideración condenarlas o reírse de ellas cuando aspiran a hacer más o a aprender más de lo que la costumbre dicta como necesario para su sexo». Este es uno de los fragmentos más célebres en los que el lector se encuentra con la voz de una mujer que defiende su derecho de aprender y de abandonar el encierro al que la condena una sociedad opresiva; todo un alegato feminista con más de un siglo de antigüedad que demuestra que la novela, lejos de reducirse a un esquema simplista, presenta a un personaje complejo y de gran profundidad psicológica, con unas convicciones firmes que no abandonará y que finalmente la conducirán a convertirse en una mujer libre. El deseo de buscar un trabajo lejos de la escuela en la que ha crecido, su huida de Thornfield tras conocer el secreto que encierra, su oposición a un matrimonio que no desea, su confianza en el valor del aprendizaje y el estudio o  el deseo de regresar libremente junto al hombre que ama cuando finalmente logra alcanzar su independencia demuestran la evolución de la protagonista, la concepción de la novela como una narración ascendente en la que todas las decisiones que toma Jane la van conduciendo a convertirse de forma progresiva en la mujer que siempre ha deseado ser.

            Sin embargo, a pesar de todos los aspectos señalados, Virginia Woolf señaló en su obra Una habitación propia en relación al citado fragmento de la novela que, en ese momento, Charlotte Brontë «Abandonó la historia, a la que debía toda su devoción, para atender una queja personal. Se acordó de que la habían privado de la parte de la experiencia que le correspondía, de que la habían hecho estancarse en una rectoría remendando medias cuando ella hubiera querido andar libre por el mundo». Considera que la indignación de la autora reduce la calidad artística de la obra, volcando en ella la frustración de su propio sometimiento, sin embargo, ¿no es la pulsión interna y la pasión que subyace en todas las acciones de la protagonista uno de los mayores atractivos de la obra? Charlotte Brontë apenas tuvo la oportunidad de viajar, recluida en Haworth prácticamente durante toda su vida y haciendo frente a difíciles circunstancias personales, las posibilidades de conocer otros lugares eran prácticamente nulas y, a pesar de ello, logró crear grandes obras maestras. La reivindicación que incluye en la novela no merma su calidad artística y textos como Jane Eyre demuestran que ya en el siglo XIX muchas mujeres anhelaban la libertad y la independencia, deseando alejarse de la opresión social que las dominaba. Su lectura siempre enriquece al lector contemporáneo al que todavía le llegan los ecos de una lección de feminismo escrita casi dos siglos atrás: «No soy ningún pájaro y no he caído en ninguna red; soy un ser humano con voluntad propia».